Diez años del Calciopoli


Diez años del Calciopoli

Este 14 de julio se han cumplido diez años del día en que la Juventus fue sacudida por el escándalo del Calciopoli. El 14 de julio de 2006 el juzgado de Nápoles condenó al equipo turinés al descenso a Serie B y le despojó de sus dos últimos ‘Scudetti’.

Ahora se cumplen diez años desde aquel momentáneo paso de la ‘Vecchia Signora’ por la segunda división italiana. El principal condenado fue Luciano Moggi, ex director general de los ‘bianconeri’, al que se le impuso una pena de cinco años y cuatro meses por fraude deportivo y asociación para delinquir. También, la Federación Italiana le prohibió de por vida ocupar un cargo relacionado con el fútbol.

Moggi fue reconocido como ‘cabecilla’ de un entramado que se encargaba de la compra de árbitros. Realizó centenares de llamadas telefónicas para asignar a dedo árbitros afines a la Juventus, para que así el arbitraje favoreciese siempre a su equipo. Además de las llamadas, Luciano Moggi premiaba a los colegiados que accedían a su chantaje y castigaba a los que no se mostraban dispuestos a colaborar.

Además de Moggi, Antonio Giraudo y Roberto Bettega, también dirigentes con mucha influencia en la Juventus, fueron apartados de la entidad, que vivió una auténtica revolución con su descenso a la Serie B.

De la plantilla que se había proclamado campeona de liga solo quedaron seis futbolistas no abandonaron el barco de la ‘Vecchia Signora’ cuando llegó la tempestad de la Serie B. Y todos pasaron a ser leyendas del club. Pavel Nedved, Mauro Camoranesi, Alessandro del Piero y David Trezeguet eran y serán buques insignias del club, pese al tiempo y la lejanía de los terrenos de juego. De hecho, Pavel Nedved continúa en Turín, trabajando en la Juventus, como mano derecha del presidente Andrea Agnelli.

A esta lista hay que sumar dos jugadores que actualmente siguen siendo titulares: el capitán Gigi Buffon y Giorgio Chiellini. Piezas inamovibles del esquema ‘bianconero’ en estos años y protagonistas de la otra BBC, la de una de las defensas más temibles de Europa.

Seis hombres que permanecieron en el peor momento de la historia de su equipo y que serían claves para la gran remontada. Solo una temporada después, la Juventus volvería a la máxima competición italiana y, después la tiranía del Inter de Mourinho, enlazaron un récord tras otro hasta convertirse en un equipo prácticamente sin rival en Italia conquistando cinco ligas consecutivas.