Las remontadas bianconeras en Europa


Las remontadas bianconeras en Europa

Copa de Europa y Champions League: en 8 ocasiones la Juventus ha conseguido darle la vuelta al marcador de la ida con grandes actuaciones en Turín.

1967-68 Juventus-Eintracht Braunschweig 1-0

El club alemán está hoy en tercera división. Pero cuando se midieron a la Juve en cuartos de final de la Copa de Europa estaban en su momento de máximo esplendor, ganando el campeonato de 1967 por primera y única vez en su historia. Los bianconeri sufrieron mucho en la ida en Alemania y la derrota por 3-2 fue hasta un buen resultado teniendo en cuenta lo visto a lo largo de los 90 minutos. En Turín, la Juve empata la eliminatoria a los 2 minutos con un penalti transformado por Bercellino. En esa época no se tenían en cuenta los goles marcados a domicilio: hizo falta un desempate para saber quién pasaba de ronda. En Berna, en campo neutral, decidió un gol del sueco Roger Magnusson, extranjero que sólo podía participar en partidos europeos.

1972-73 Juventus-Olympique Marsiglia 3-0

Primera ronda de Copa de Europa. Derrota por 1-0 en Francia, la Juve da la vuelta al resultado y lo hace con uno extraordinario primer tiempo. Los goleadores son Roberto Bettega (autor de un doblete) y el alemán Helmut Haller. Para Bobby-gol es el fin de una pesadilla: fue una de sus primeras apariciones tras un periodo que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante más de 6 meses.

1975-76 Juventus-Cska Sofia 2-0

También en esta edición de la Copa de Europa la Juventus tuvo que dar la vuelta a un resultado negativo. Derrota por la mínima en Bulgaria, un 2-1 que se podía remediar. En el Comunale, los bianconeri no fallaron y marcaron un gol en cada parte: abrió Beppe Furino, cerró Pietro Anastasi.

1981-82 Juventus-Celtic 2-0

Unos dieciseisavos muy duros y desde el principio cuesta arriba. La Juve pierde 1-0 en Escocia, pero en la vuelta volteó la situación con una extraordinaria primera parte. Preciosos los goles de Pietro Paolo Virdis (en su mejor partido como bianconero) y de Roberto Bettega.

1995-96 Juventus-Real Madrid 2-0

Cuartos de final, vuelta de la primera Champions League en la que participa la Juventus. Para llegar a la final de Roma (y ganarla) hay que dar la vuelta al 1-0 encajado en el Bernaéu. Y se consigue con un gol en cada parte. El primero es obra de Alessandro Del Piero, que consigue pasar el balón por el medio de la barrera con un venenoso saque de falta. Es Michele Padovano quien hace el gol de la victoria: un tiro cruzado ante el cual no puede hacer nada Cañizares.

2002-03 Juventus-Real Madrid 3-1

El duelo entre bianconeri y merengues se convierte en un clásico de las remontadas bianconere. Y la que significa pasar a la final de Old Trafford representa el pico máximo de emoción vivido en el Delle Alpi. Hay que dar la vuelta al 2-1 del Bernabéu y la Juve lo consigue con tres tantos extraordinarios, marcados por David Trezeguet, Alessandro Del Piero y Pavel Nedved, inútil el gol del ex Zinedine Zidane al final. Pero en un partido que parece un romance hay hueco para mucho más. Dos escenas memorables: el penalti parado por Gigi Buffon a Luis Figo y la amarilla vista por Nedved en los últimos instantes, que le costaría la participación en el último acto en Inglaterra.

2004-05 Juventus-Real Madrid 2-0 dts

Otro duelo para corazones fuertes. 1-0 en España para los locales. En la vuelta, la situación queda en tablas al cuarto de hora con el gol de David Trezeguet. Haría falta la prórroga para saber quién pasaba a cuartos de final. A 5 minutos de llegar a los penaltis llego el gol definitivo: lo firmaba Marcelo Zalayeta con un tiro que superaba a Iker Casillas.

2005-06 Juventus-Werder Bremen 2-1

La remontada más rocambolesca. Octavos de final, partido de ida en Alemania y victoria 3-2 para los alemanes. En la vuelta, el Werder se adelanta con Johan Micoud, que llegaba del campeonato italiano procedente del Parma. La Juve sufre y sólo un final de locos transforma la situación. Primero es David Trezeguet el que hace el 1-1. Y a dos minutos del final, el portero Tim Wiese (futura estrella del wrestling con el nickname The Machine) pierde el balón en la salida. Cannavaro se da cuenta, grita a Emerson para que se gire y el Puma marca el más increíble de los goles a puerta vacía.