Ajax-Juventus, caminos encontrados


Ajax-Juventus, caminos encontrados

La Juve lideró su grupo en la fase inicial. El Ajax fue segundo. Luego, en octavos, ambos lograron sendas remontadas contra equipos de Madrid. Así han llegado bianconeri y holandeses a la gran eliminatoria que inicia mañana.

EL GRUPO DEL AJAX

Tres victorias, tres empates, cero derrotas. Así le fue al Ajax en la fase de grupos: dos triunfos contra el AEK Atenas (5-0 en el global) y victoria en casa frente al Benfica (2-0).

Destacable también el empate espectacular (3-3) contra el Bayern en Amsterdam, que testimonia que los partidos del Ajax son siempre emocionantes.

En la fase previa, el Ajax jugó desde julio y eliminó al Sturm Graz (2-0 / 1-3), al Standard Lieja (2-2 / 3-0) y Dinamo Kiev (3-1 / 0-0).

EL CAMINO DE LA JUVENTUS

La Juve no quedó invicta, pero sí líder en su grupo. Especialmente gracias a un gran inicio, con seis goles en los tres primeros partidos en Valencia, en casa contra el Young Boys y en Manchester contra el United. Luego, dos tropiezos sin influencia contra ingleses y suizos y un 1-0 contra el Valencia para cerrar la clasificación con nueve goles anotados y cuatro encajados.

LA REMONTADA DEL AJAX


Ya en la ida de octavos, el Ajax fue protagonista y puso en grandes apuros al Real Madrid, triple vigente campeón del torneo. Incluso llegaron a anotar en la primera parte, con un tanto anulado por un fuera de juego milimétrico.

El Real Madrid se adelantó tras el descanso con Benzema, empató Ziyech para los holandeses y Bale firmó el triunfo madridista.

Aunque parecía hecho para los madrileños, nada más lejos de la realidad: en la vuelta en el Bernabéu, el Ajax dio una lección de fútbol y velocidad para golear 1-4 con goles de Ziyech, Neres, Tadic y Schone.

LA REMONTADA BIANCONERA

Nuestra historia en octavos la conocemos bien. En la ida en Madrid, contra el Atlético, encajamos un 2-0 complicado de remontar. Nunca en la historia había ocurrido.

Siguiendo el grito de #GETREADY TO COMEBACK se cumplió el milagro en una noche perfecta, con un hat-trick de Ronaldo y una exhibición colectiva para conseguir la clasificación.